Seleccionar página

Cada fin de temporada se vienen las ofertas, se puede decir que es una gran oportunidad para adquirir productos que no pudo pagar antes. Muchas de las formas de atraer compradores es a través de las compras a meses sin intereses. Solo no se olvide que hace un uso indiscriminado del crédito ya sea incluso para pagar cosas en oferta o rebajas, al final de día es una deuda que deberá pagar.

Lo que debe saber de la temporada de rebajas

Tal vez una de las señales que pueden indicarle no es bueno usando la tarjeta o comprando en rebajas es cuando aún tiene deudas por pagar de la última temporada de rebajas. La principal diferencia entre las temporadas de rebajas pasadas es que en esta lectura nos enfocaremos en proporcionarle las herramientas necesarias para tomar ventaja y conocer los trucos que pueden usar en las rebajas.

Meses sin intereses

Antes de hacer compras a meses sin intereses debe asegurarse que tiene dinero suficiente para hacer más del pago mínimo. Ese tipo de compras solo valen la pena si puede tomar provecho de los meses sin intereses, una vez que incumple con los pagos puntuales, comienza a generar intereses.

Pague después y preocúpese después

Es el principal gancho y en el que muchos cayeron en el mes de diciembre. Suena muy bien ya que no debe comenzar a hacer pagos en ese momento y puede dar otro uso al dinero, pero el momento de pagar llega tarde o temprano. Debe estar completamente seguro que cuando ese momento llegue tendrá dinero suficiente, no solo para pagar, sino para no sufrir un desbalance financiero.

Estrategias de mercadeo

Todas las estrategias que utilizan para la temporada de rebajas es la sensación de escasez y urgencia por tener cierto producto o servicio. Las frases más comunes son “últimos días”, “por tiempo limitado” o todo lo necesario para invitarle a comprar. Estas ofertas valen la pena cuando de verdad necesita los productos, entonces puede sacar provecho de los precios más bajos.

Uso de tarjeta

Muchas “ofertas” van dedicadas a las personas que usan la tarjeta de crédito como medio de financiamiento. En realidad no son ofertas sino modalidades de pago, además cuando se compra a crédito los productos tienden a tener un precio ligeramente más elevado, esto debido al costo de apalancamiento, es decir usar dinero que aún no tiene. El dinero de sus tarjetas de crédito no es una extensión de sus ingresos y es dinero que aún no le pertenece. Por esas razones debe utilizarlo con mucho cuidado.

Límite de compras

Si sabe que la temporada de rebajas es una de sus debilidades, lo menos que puede hacer es ponerse un límite de gastos y tratar de hacer una lista de lo que desea comprar. Muchos artículos no entran realmente en promociones de rebajas u ofertas, para eso mismo debe ser un consumidor informado. Revise los precios de los productos o servicios que desea adquirir con antelación, compare cuando lleguen la rebajas, que suponga un verdadero ahorro.