Seleccionar página

El salario es algo que ansiamos ver cada semana, quince días o al mes, para poder cubrir nuestros gastos, pero muchas veces hacemos una mala administración. Un indicio de que está administrando mal su salario es cuando para final de mes ya no tiene dinero y le es imposible pagar sus deudas y demás responsabilidades.

Cómo administrar el salario

En ocasiones no nos damos cuenta que estamos manejando mal nuestro dinero, es por ello que estos tips le pueden servir para identificar el problema y resolverlo.

Separar un poco de dinero

Siempre se hacen más gastos el recibir el salario, la mayoría de las veces ni siquiera es para cubrir los gastos básicos. Es por eso que el primer paso que debe dar es separar un poco del dinero. Aunque en un principio le cueste adaptarse al mes con menos cantidad de dinero trate de hacer esta práctica siempre.
Con el tiempo cuando haya hecho un mal uso y recuerde que tiene aún una parte del dinero, se sentirá aliviado.

Reduzca sus gastos diarios

Para ello en su presupuesto en el registro de gastos debe analizar en qué tipo de cosas gasta su dinero de manera cotidiana. Puede ser en snacks, en las propinas diarias, el parquímetro etc. Trate de reducir esos pequeños gastos que al final del mes disminuyen en gran manera su salario.

Guarde su tarjeta de crédito

Usar la tarjeta de crédito puede ser muy cómodo, pero muchas veces se pierde el control de la cantidad que se está gastando. El problema es cuando llega el corte de su tarjeta y se da cuenta que ha gastado más de lo necesario y no puede pagar la deuda.
Lo mismo puede ocurrir con su tarjeta de débito, usarla para todo tipo de compras hará que gaste su salario en cosas no tan necesarias y antes del tiempo previsto.

Control en el salario

Al recibir el primer pago del mes debe aprender a controlar el flujo de dinero, es decir, no por contar con liquidez en el momento es el momento ideal para gastar.

No gastar fuera de casa

Nos referimos a los gastos que tienen que ver con alimentos, desde el café diario antes de ir al trabajo, hasta las comidas en la oficina. Lo ideal es siempre administrar su tiempo para que pueda llevar sus alimentos desde casa.

El ahorro es primero

Piense dos veces antes de gastar su dinero en cosas que no son de primera necesidad. Muchas de las compras que hacemos son sólo necesidades emocionales y no reales. Trate siempre de ahorrar dinero para después invertirlo y multiplicarlo. Con ello será más fácil cumplir metas financieras personales.

Busque opciones de transporte

Asistir al trabajo para la mayoría de nosotros no es algo opcional, pero también en eso hay formas de ahorrar dinero. Busque, según la distancia de su trabajo o el medio en que se transporta, cuál es la mejor manera de hacerlo.

Existen muchas opciones, desde compartir su auto hasta utilizar el transporte público o bien un transporte ecológico como la bicicleta.