Seleccionar página

Se puede decir que la principal razón por la que se adquieren deudas es porque no tiene un control de sus finanzas o gasta de forma desmesurada. Probablemente en algún momento las deudas estaban bajo su control, pero el pago de los intereses y otros gastos surgieron de la nada.

Deudas inevitables

A veces no la razón por la que no se pagan las deudas no es por tratar de satisfacer un gusto o capricho, pero aún así puede evitarlas. A continuación mencionamos algunas de las deudas que no se adquieren por gusto.

1. Emergencias

Existen muchos tipos de emergencias que se pueden presentar en la vida diaria. desde la descompostura de su coche, una enfermedad, que se rompa una ventana, etcétera. Todos estos casos no están contemplados en un presupuesto y pueden desbalancear sus finanzas. Aún así debe enfrentarlo y esto puede traer como consecuencia que deje de pagar otras responsabilidades financieras y adquiera una deuda.

Cómo solucionarlo
Los fondos de ahorro de emergencias tienen como propósito poder ayudar a pagar este tipo de inconvenientes que llegan sin avisar. Solo deberá aportar una pequeña cantidad semanal o mensualmente a un fondo de ahorro. No olvide que una vez que haya utilizado el fondo de emergencias para cubrir algún gasto, debe reponer ese dinero para el futuro.

2. Enfermedades

Nadie está exento de ese resfriado de invierno, algunas personas también llegan a padecer alergias en la temporada de primavera. Al final todo esto puede traducirse como gastos en medicinas y consultas.

Cómo solucionarlo
Llevar una vida sana sin duda puede hacer que engañe a los resfriados de temporada comunes. Así mismo trate de llevar una vida activa y consumir alimentos sanos. Al menos puede asegurar que hará menos visitas al doctor.

Los seguros de salud le ayudan en caso de que ya sea tarde y sea una persona muy enfermiza. Sus finanzas no se verán dañadas cuando tiene un fondo de ahorro dedicado especialmente para sus medicamentos y consultas médicas.

3. Ser codeudor de alguien más

Tal vez la peor deuda que se puede adquirir es la que usted no ha hecho. Muchas instituciones financieras o bancos solicitan una garantía cuando las personas que desean conseguir un préstamo o crédito no tienen suficiente solvencia para pagar. Las garantías pueden llegar a ser en bienes o hasta de personas. Cuando solicitan garantías personales quiere decir que alguien más tomará la responsabilidad de pagar la deuda en caso de que la persona no lo pueda hacer.

Cómo solucionarlo

Antes de aceptar ser el codeudor o aval de una persona, evalúe la forma en que la persona maneja sus finanzas. No importa que sea una persona muy cercana a usted, si no cuenta con los mejores hábitos financieros es mejor que se niegue a ser su garantía financiera.

En caso de que la persona no pague, no solamente se verá en problemas financieros de tener que conseguir dinero y pagar, también le puede traer problemas con el Buró de Crédito. Con el paso de los años esto puede afectar sus solicitudes de crédito y préstamos.