Seleccionar página

El buró de crédito es temido porque, en caso de que se encuentre en él, es mucho más complicado que le otorguen un crédito o préstamo. Pero ¿sabe que es el buró de crédito, para qué sirve y cómo funciona? En este artículo explicaremos todo lo que debe saber acerca del buró.

¿Qué es?

En México, el buró de crédito es una institución encargada de sistematizar y actualizar todas las actividades y comportamientos de los usuarios que las empresas que otorgan créditos reportan.

Estar en el buró de crédito muestra únicamente una calificación de cómo es el comportamiento de los usuarios que han solicitado un crédito y como lo han pagado, pero no es (como se piensa a veces) el determinante para otorgar un crédito. Para otorgar el crédito se toman en cuenta varios factores, uno de ellos son los registros del buró.

Un banco o institución financiera puede revisar su historial en el buró de crédito para saber si usted está libre de deudas o no, cuál es el monto de las deudas y si los pagos han sido puntuales. Es importante mantener un historial bueno ya que puede abrirle las puertas a obtener créditos más ambiciosos o mejores facilidades.

Información del buró

En la calificación crediticia que se busca se evalúan los créditos que ha tenido anteriormente, su límite de créditos, la capacidad de pago que tiene, saldos pendientes de pago, operaciones canceladas, el último saldo y si está vigente. Toda esta información la entrega el buró a las empresas afiliadas y promueven el comportamiento del buen pagador.

Estar en el buró

Cuándo una persona se encuentra en el buró, quiere decir que su historial está marcado por no haber cumplido con una obligación financiera. Recuerde que cualquier persona con un crédito o contrato de pago con alguna compañía celular, por ejemplo, se encuentra en el buró de crédito, la cuestión no es estar en el buró sino contar con un puntaje positivo.

Su historial en el buró es su carta de presentación para obtener créditos en un futuro, y se puede mantener sano con buenos hábitos financieros. En México están registradas aproximadamente 27 millones de personas físicas y 48 millones de créditos en el buró de crédito. No todas ellas son deudoras, sino simplemente usuarios que cuentan con una tarjeta de crédito o algún crédito hipotecario o automotriz. El buró de crédito otorga un puntaje de 400 a 800 puntos y si su puntaje se acerca a los 850 puntos usted tiene un historial de crédito limpio.

Salir del buró

Existen dos formas de salir del buró. Una es dejando de pagar su deuda: cuando deja de pagar su deuda dependiendo del monto del crédito se eliminan en diferentes periodos. Los valores de las unidades están basados en UDIS (Unidades de Inversión).

Por ejemplo si su deuda es de 25 UDIS, la deuda se elimina en 12 meses, pero si su deuda está entre los 400 y 1000 UDIS puede tomar hasta 6 años. Aunque se borren los datos del buró la deuda sigue vigente hasta por 10 años y los acreedores tienen el derecho de seguir cobrando.

La segunda opción es pagando su deuda y en los siguientes 35-45 días su historial cambia a un buen puntaje.

Puede revisar gratuitamente su historial crediticio en la página oficial del Buró de Crédito, elegir el Reporte de Crédito Especial e ingresar todos sus datos. Si lo revisa cada 12 meses es gratuito, si lo hace más seguido tiene un costo de 15 pesos. Es bueno contar con la información a la hora de pedir un nuevo préstamo, sepa que los datos están a su alcance.