Seleccionar página

Este tipo de características y cambios en la forma de consumo se ven específicamente en la generación millennial. Se puede decir que esta generación, que es la que más ocupa la fuerza de trabajo actual, está prestando cada vez menos interés en comprar una casa y un auto.

Razones para no comprar casa y auto

Así como muestran diferentes intereses, la forma en que se consume o se utiliza la tecnología es muy diferente a la de otras generaciones pasadas. Principalmente cabe destacar que no desean conseguir una deuda a 10 o 15 años y estar esclavizados comprometiendo su dinero mes con mes. Pero para explicar mejor, aquí están las 5 principales razones por qué ya no desean adquirir una casa y un coche.

1. Se pierde dinero a largo plazo

Indudablemente cualquier cosa que se compre a crédito terminará costando más cara que su precio de contado, pero ya que las casas y los coches son productos muy costosos, difícilmente se pueden pagar de contado. Por eso es necesario que se adquieran a través de un crédito hipotecario o automovilístico.

Sin importar cuánto dinero cueste la casa al cabo de cierto tiempo su valor caerá. Necesitará mantenimiento para conservar su valor, por supuesto ignorando la ubicación de inmueble, lo cual puede repercutir en el costo.

2. El compromiso no es atractivo

La estabilidad y el compromiso no son fuertes de los millennials. No desean seguir en el mismo puesto de trabajo por 25 años para poder recibir una jubilación, en parte es por eso que no duran mucho tiempo en los puestos de trabajo.

Desean poder experimentar cosas nuevas, tener una casa a su nombre les obliga a quedar establecidos en una sola ubicación. No da oportunidad a poder viajar por el mundo, aunque quizá nunca lo hagan, pero les gusta saber que tienen la opción de dejarlo todo sin algún compromiso. Prefieren gastar en experiencias que en cosas materiales.

3. Mientras más cosas más preocupaciones

Es un entendimiento claro, mientras más cosas posee tiene que estar pensando en si funcionan, en cómo dar mantenimiento y cuándo comprar uno nuevo. Trae más preocupaciones a largo plazo tener que considerar todo lo que tiene y cuidarlo.

4. Lo material no es tan importante

Lo llegamos a mencionar antes, esta generación prefiere gastar en experiencias en lugar de cosas materiales. Uno de los principales propósitos para comenzar a hacerse de patrimonio, comprar casa y coche, es el comenzar una familia, se han visto niveles cada vez más bajos de personas que desean tener una familia grande. Por eso mismo no ven la necesidad de tener una casa, si no desean tener una familia grande o alguna en lo absoluto.

Mucho se debe a que están conscientes de la huella que está dejando el consumismo y la sobrepoblación en el mundo y otro en parte es debido a querer disfrutar su propia vida.

5. Se tiene una mejor vida con más experiencias

Las personas están comenzando a no prestar tanta importancia a lo que tiene el vecino o el amigo, sino que aprecian más a las personas que tienen una buena historia que contar o pueden aportar grandes experiencias a una relación de amistad.