Seleccionar página

Cuando toma la decisión de tomar el buen hábito del ahorro no hay por que apresurarse y presionarse con una cuenta de ahorro o inversión con grandes rendimientos. Por eso hablando de cuando no se tiene un hábito debe comenzar a dar pasos pequeños. Primero deberá trabajar en tener un hábito constante de apartar dinero.

Dónde comenzar el ahorro

Por eso mismo aconsejamos comenzar desde casa. Aquí tenemos los lugares más comunes en los que puede comenzar a apartar dinero.

1. Cajones

Por supuesto no lo recomendamos en un cajón común o a la vista de todos. Puede optar por los cajones de ropa, entre los calcetines o camisetas. Nadie pensará en inspeccionar la ropa limpia de forma minuciosa. Para dejarlos a menor alcance ponga el dinero en las prendas más escondidas.

2. En el congelador

Especialmente ya que es la parte del refrigerador que no se utiliza tan seguido como el refrigerador. Guarde el dinero en una bolsa de plástico y hasta puede envolverlos en telas u otra cosa para que no sea visible. Después puede esconderlos debajo de otros alimentos o lo más profundo posible.

3. Libros

Este método solo aplica para los billetes, puede aprovechar diferentes libros o revistas, si desea guardar grandes cantidades puede hacer un libro alcancía, solo tendrá que hacer un hueco para el dinero y ponerlo con los demás libros. Difícilmente las demás personas lo encontrarán.

4. En el jardín

Por supuesto sólo podrá hacerlo si tiene una casa con jardín, si no puede usar macetas. No se olvide de proteger bien el dinero ante la humedad y tierra. Envuélvalo en telas y bolsas de plástico. No se olvide de identificar las plantas en dónde ha escondido dinero.

5. Decoraciones

Escoja decoraciones en las cuales no se puede ver el contenido. Evite los lugares más obvios.

Se puede decir que la idea principal es que se olvide dónde se encuentran el dinero, para que no se vea tentado a encontrarlo fácilmente. Por eso mismo use lugares que no son de uso frecuente o en los que buscaría comúnmente.

6. En los zapatos

Puede aprovechar la temporada de invierno y de verano para guardar dinero en los zapatos que no se utilizan en ciertas temporada. Los lugares más especiales podrían ser las botas o zapatos cerrados. Aún así no los deje a la entrada o de fácil alcance el zapato, ponga el dinero lo más pronto posible.

7. Con los niños

En caso de que tenga niños y tengan su propia habitación, por supuesto que habrá lugares que los pequeños no pueden alcanzar o existen objetos que generalmente no utilizan comúnmente. También puede aprovechar la ropa como sus chamarras o zapatos para esconder dinero. Es ideal si los niños aún no se visten por sí mismos y solo usted tiene acceso a esos lugares.

8. Con las mascotas

Se puede esconder dinero en la cama o casa de las mascotas, no se recomiendan juguetes o arenero a menos que no se corra el riesgo de que se dañe en lo absoluto. Aún así como en la mayoría de los escondites debe proteger el dinero ante la humedad y suciedad.