Seleccionar página

Con el tiempo, en todos los aspectos de nuestra vida adquirimos hábitos, acciones repetitivas que forman parte de nuestra vida diaria. Son algo tan frecuente y que aparecen de forma natural, que no nos tomamos el tiempo de analizar si es algo bueno o algo que nos perjudica.

Cuando no sabemos porque vamos tan mal en las finanzas, vale la pena revisar aquellos pequeños hábitos que realizamos diariamente para saber si son esos los que están causando el problema.

Los cambios en los hábitos financieros

Al cambiar esas cosas que son casi imperceptibles, mejoraran nuestras finanzas, un ejemplo es como realizamos las compras, muchas veces no pensamos en las consecuencias sino en el resultado que obtenemos. El cambio en estas cosas serán grandes pasos hacia unas mejores finanzas.

El consumo consciente

Cada vez que piense en adquirir un bien, cualquiera que sea, analice e identifique qué necesidades serán cubiertas con ello. Sin importar lo que la publicidad pueda decir de los productos. Usted compre de acuerdo a su necesidad, y productos de calidad que realmente sirvan. En ocasiones lo barato puede salir muy caro.

La información es su mejor arma

Como consumidor tiene responsabilidades, pero también derechos. Tómese el tiempo de saber cuáles son estos, podría sacar ventajas en sus compras. Esto en caso de que el producto no haya sido el que ofrecieron o cuenta con un problema que la tienda no pueda arreglar.

En la página de Profeco (Procuradoría federal del Consumidor) puede encontrar esta información, además la Profeco cuenta con una revista que hace comparaciones mensuales sobre los diversos productos, sus ventajas y desventajas.

Las compras solidarias

Sea solidario con el medioambiente en el que se desempeña, busque que los productos que adquiera sean de una empresa socialmente responsable. Estas empresas tienen como objetivo ayudar a otros, hacen una aportación voluntaria para la mejora del entorno social y económico, así como el medio ambiente.
Si además de cubrir sus necesidades puede ayudar a mejorar su entorno y la economía del país ¿Por qué no procurar elegir este tipo de empresas?

Participe activamente

La mejor manera de saber si un producto o servicio es bueno o malo, es por experiencia de otras personas. Procure dar su reseña del producto o servicio utilizado.

Así como las malas experiencias son buenas compartirlas para prevenir a los demás, hablar sobre una buena experiencia puede darle el crédito a ese bien o servicio en caso de que alguien tenga dudas sobre ello. Use las redes sociales de las páginas indicadas para ello, esto le será útil a los demás.

Como dato: Trate de ser objetivo, si algo no le gustó, no significa que el producto o servicio sea malo. Haga una reseña negativa cuando realmente sea necesario, no sería justo para la empresa. Muchas empresas pierden clientes por comentarios de personas poco objetivas.

Efecto Mariposa

Los pequeños cambios hacen grandes transformaciones y esto no solo sucederá en su economía, sino que puede repercutir positivamente en su entorno social.