Seleccionar página

Las inversiones no son tan sencillas, ya que en el mundo de las bienes raíces hay muchas personas que están involucradas.

El inmueble a crédito

Ya que ha decidido adquirir su inmueble por medio de un crédito, debe estar informado sobre los tipos de inversionistas, los beneficios y por supuesto los requisitos y medios necesarios para obtenerlo.

Los inversionistas en bienes raíces

Para comenzar debemos explicar que existen dos tipos de inversionistas, los de ingreso fijo y los que quieren el valor total.

Inversionistas de ingreso fijo: Estas personas buscan que sus inmuebles se encuentren en zonas populares en donde es seguro que habrá rentas constantes.

Inversionistas del valor total: Estos buscan que sus inmuebles se encuentren lejos de las zonas urbanas, esperando que estos aumenten su valor.

Después de estas dos opciones de inversiones es el momento de elegir la que es más adecuada para usted según su situación. Lo primero que debe tener es un buen capital para dar un enganche y tener en cuenta que mensualmente estará pagando cierta cantidad.

Los créditos y su poder

Existen créditos buenos y malos, y el crédito que se obtiene para obtener un inmueble es un crédito que vale la pena para mejorar de las finanzas. Este tipo de inversiones son las mejores para hacer crecer su dinero.

Precauciones en los créditos

Cuando somos novatos en el mundo de las inversiones debemos tomar ciertas precauciones.

En el caso de invertir en inmuebles se recomienda manejar porcentajes, como el hecho de no rebasar el 28% de su salario para pagar su crédito. Y no pasar del 36% en sus deudas reales. El tope de estos porcentajes es normalmente 30 y 40% respectivamente, pero lo ideal es mantenerlo debajo de los primeros porcentajes mencionados.

Lo necesario para comprar a crédito

Para otorgarle un crédito las instituciones, lo primero que harán es revisar que tengan un buró de crédito positivo.
Lo más probable es que le autoricen entre el 70 y el 90% del inmueble y para ello va a necesitar lo siguiente.

– Entre el 10 y 30% del valor de la propiedad, que es el enganche
– Además otra cantidad de dinero que será entre el 5 y 9%, gastos de escritura
– Entre el 1 y 2.7% del monto, comisión de apertura
– Gastos de avalúo
– Gastos de investigación

Ahora a hacer un poco de cuentas, lo más seguro es que su interés sea de entre el 9 y 12% anual. Haga cálculos sobre el precio total que pagará contando estos intereses.

Distintas formas de crédito

En México el 70% de las personas obtienen sus crédito mediante el banco, sin embargo existen otras opciones como: Sociedades financieras de Objeto limitado (Sofoles) Sociedades Financieras de Objetos múltiples (Sofomes) y organismos como INFONAVIT Y FOVISSSTE. También existe COFINAVIT que es la aportación de INFONAVIT más un banco. Se vienen nuevas formas de financiamiento por internet, para aquellas personas que no tienen buenas relaciones o no desean tenerlas con un banco, como los préstamos entre personas.

Tome sus precauciones

Estos son solo algunos de los consejos que se recomienda considere.

– Cuídese de estafas

Cuando algo le parezca demasiado bueno para ser real, confíe en su instinto, probablemente sea una mentira. Los créditos con tasas y comisiones muy bajas, no son tan buenos como parecen.

– Consulte un experto

Con las nuevas tecnologías es posible que por nuestra cuenta podemos estudiar sobre el tema, pero lo recomendable es acercarse a algún experto.

– Contrate créditos en pesos

Para tener una idea constante de lo que cuesta un crédito es mejor tenerlo en pesos que en UDIS o dólares.