Seleccionar página

El contar con un inmueble es una de las mejores formas de invertir el dinero, sobre todo cuando pensamos en arrendarlo. Sin embargo al rentar el inmueble se corren riesgos como: que le den un mal uso, que no paguen la renta, o se nieguen a salir.

Cómo evitar rentar a un deudor

Es común encontrarse con situaciones desagradables al momento de rentar, sobre todo en las que el inquilino no paga. Es por eso que le presentamos una serie de recomendaciones que pueden ayudarle a evitar estas situaciones. O bien si se encuentra en ella, cuáles serían las acciones legales.

La importancia del seguimiento

Los inquilinos que no pagan a tiempo, y no ven acercamiento por parte de la persona que renta sino después de semanas; les hace pensar que no hay un seguimiento y que pueden dejar pasar el tiempo sin que haya consecuencias.

Lo aconsejable es contar con algún tipo de sistema en el que a días antes de su fecha de pago les recuerde a sus clientes que deben saldar su deuda. Además en caso de que el pago no se haga a tiempo puede advertir sobre el interés moratorio que deberán pagar. Este tipo de acciones las realizan instituciones financieras a sus clientes.

Información sobre el inquilino

En ciertas plataformas que ayudan a encontrar inquilinos, estos deben llenar un formulario con el fin de obtener información. Esta información no deber ser invasiva en ningún modo sino como la información básica que se pide en una solicitud.

Para protegerse aunque su renta sea de manera directa y no mediante plataforma puede solicitar el llenado de una hoja de información básica. Con ella posteriormente podrá investigar si es una persona de confianza o de solvencia económica.

La importancia de la póliza

Una manera legal de protegerse es mediante una póliza jurídica de arrendamiento. Estas pólizas lo ayuda en caso de que se vea obligado a desalojar a su inquilino, a exigir las mensualidades vencidas o en su caso terminar el contrato.

Este tipo de póliza de protección, la puede adquirir mediante algún abogado o bien en una aseguradora. Cuesta entre $3,000 y $10,000 pesos, debe tenerla antes de que el inquilino firme el contrato. Otra cosa positiva sobre esta póliza es que la aseguradora puede verificar el buró de crédito de su inquilino para saber su capacidad de pago.

Las inmobiliarias y la investigación

Cuando rentar su inmueble mediante una inmobiliaria hay una posibilidad de que estas investiguen al futuro inquilino. Esto es un procedimiento legal y de hecho se cobra el trámite, sin embargo la investigación debe ser autorizada por el inquilino.

Pero ¿De qué trata toda esta investigación? Bueno los datos básicos a investigar son el buró de crédito, y el buró legal, para saber datos sobre juicios, además su empleo y referencias laborales.

Si todo lo investigado al inquilino resulta positivo, es muy posible que no tenga problemas con los pagos. Además hay una mayor posibilidad de que usen adecuadamente su inmueble y se queden más tiempo.