Seleccionar página

Las vacaciones de verano dejan increíbles experiencias, y son una excelente oportunidad para mejorar a relación con la familia. Lo que no sabe es que también es una gran oportunidad para que aprendan sobre cultura y hasta de finanzas personales.

Educación financiera en vacaciones

Cualquier momento puede ser una oportunidad para aprender, mucho mejor si se hace de forma que ni se siente. Se puede decir que los viajes es el momento ideal para hacerlo ya que se deberán tomar muchas decisiones con el dinero, y se deberá utilizar casi en todo momento. Aproveche estas vacaciones para enseñar algo a sus hijos que les ayudará en un futuro.

Creación de presupuesto

La planeación financiera de un viaje puede ser la clave para que sea un éxito o no. Puede comenzar a involucrarlos desde antes de salir de casa, por supuesto organizando las actividades y los costos que tendrán.

Se debe explicar por qué se toman ciertas decisiones y la importancia de seguir el presupuesto.

El dinero no se consigue fácilmente

Especialmente cuando se sale de viaje los niños pueden ver cómo se gasta de forma diferente a cuando están en casa. Como se compran recuerdos y se come fuera casi en todo momento. Debe hacer la distinción que es una ocasión única. Es una excelente idea que comiencen un ahorro antes de salir de viaje. Así todo lo que deseen comprar pueden costearlo con los ahorros.

También está la opción de acudir a los bancos e instituciones financieras, muchas veces ofrecen asesorías y clases de finanzas personales para pequeños. Algunos destinos vacacionales tienen museos de la moneda.

Cuentas claras

Aunque no sea de las personas que suelen estar constantemente sus gastos es probable que deba ser una excepción para las vacaciones. No es necesario que haga anotaciones tan detalladas, pero que los pequeños vean que lleva un registro podrá ayudarles mucho en un futuro. Pero principalmente lo que más se recomienda es que trate de hacerlo de forma dinámica y entretenida por eso mismo puede basarse en juegos, la tecnología y algunas aplicaciones que le ayudan a llevar mejor control de todos los gastos.

El arte de negociar

Mucho dependerá del lugar, región o país que visite. En algunos es muy común regatear y hasta es aconsejable. No obstante debe saber que es algo que no se puede hacer en todas las ocasiones, en lugares en los que los precios ya están bien establecidos o son cadenas comerciales, los precios no cambian, por lo que hacer el regateo no es aconsejable.

También debe pensar en el beneficio de los vendedores, sabemos perfectamente que lo importante es ahorrar, pero muchas veces el esfuerzo puesto en la creación de ciertos artículos no vale la pena regatearse. Podría considerarse una falta de respeto.

Si lo hace también con el propósito de orientar y educar a sus hijos debe explicarles perfectamente cuándo es aconsejable hacerlo y cuando no.