Seleccionar página

A muchos se nos ha obligado a quedarnos en casa, esto ha impulsado las compras electrónicas. Una de las principales formas de hacer compras en línea es a través de tarjetas de crédito o de débito. Aún así existen otras opciones de pago como paypal, mercadopago o incluso pago en alguna red de pagos de alcance nacional. Al final se recomienda evitar salir por lo que las tarjetas siguen siendo la forma de pago predilecta.

No obstante muchas personas tienen sus reservas al hacer compras en línea, principalmente las personas que forman parte de la generación de los baby boomers. Esta generación tal vez no ha adoptado de forma amigable la tecnología y el rápido crecimiento del ecommerce. Debido a la situación que estamos pasando en estos últimos meses, que nos impide salir de casa, y que además se recomienda tratar de salir lo menos posible, las compras en línea pueden ser un gran aliado. Pierda el miedo a las compras en línea y siga nuestros consejos para hacer compras en línea seguras.

Compras en línea seguras y evitar fraude

Así como se han creado miles de herramientas en línea para hacer el uso de su banca más fácil, también se ha estado pensando en la seguridad de sus datos financieros, es momento de que le dé una oportunidad a las compras en línea.

Dispositivos y red segura

Si considera hacer una compra en línea, siempre se recomienda que sea a través de dispositivos digitales propios, y al mismo tiempo en una red privada. Es decir su celular, laptop, tablet, computadora, etc. y que sean sus datos de internet o red inalámbrica propios. Así no pone en riesgo que sus datos sean ingresados en dispositivos ajenos y puedan quedarse guardados. Sucede igual con una red de wifi abierta, los datos pueden ser hackeados. Si necesita hacer una compra y no lo puede hacer en su propio celular o internet, al menos puede usar el de un amigo o familiar.

Autentificar los datos

Como recomendación general no se recomienda guardar sus datos financieros en las páginas para hacer las compras más rápidas. Esto solo le lleva al malgasto ya que no se detiene a pensar en cada compra. Las páginas generalmente suelen solicitar autentificar los datos, es una buena señal del sitio seguro y le da tiempo de pensar detenidamente si quiere hacer la compra o no. Si los sitios que visita no tienen este paso, evite la compra.

Sitios seguros

Cuando se trata de cometer fraude financiero, los hackers se las han ingeniado hasta para replicar sitios web completos que simulan ser los que visita para hacer compras o incluso los de su banca en línea. Siempre asegúrese de que tenga un candado antes del enlace y que comience con https: la s indica que es un sitio seguro.

Cuidado con el phishing

Parte de comenzar a hacer compras en línea también incluye cierta responsabilidad, de estar informado acerca de las formas más comunes que se utilizan para robar sus datos financieros y personales. Una de las estafas más comunes es el phishing, en donde los estafadores envían mensajes de texto, email o hasta whatsapps donde le invitan a dar clic a un enlace ofreciendo un premio, promoción o información exclusiva si da clic. Al dar clic o debe llenar datos personales o se instalan virus. Recuerde que las empresas legítimas no solicitan esa información siempre acuda a los medios oficiales de contacto de las empresas.

Las compras en línea son en línea

El principal propósito de las compras en línea es hacerlo sin tener contacto con personas, y ahorrar los viajes a las tiendas. Por eso mismo todo lo que involucra una compra en línea se hace a través de medios digitales. Si llega a recibir una llamada para verificar sus datos financieros, no confíe.