Seleccionar página

Las vacaciones de semana santa están a la vuelta de la esquina y si aún no ha preparado sus finanzas, es el momento de hacerlo. Las cosas planeadas con anticipación salen mejor.

Vacaciones de semana santa

El primer paso en las finanzas para tener unas buenas vacaciones es contar con un presupuesto, y un ahorro para ellas. De esta forma sus finanzas se mantendrán sanas y podrá tener un equilibro al regresar de vacaciones.

1. Elija el tipo de viaje

El tipo de viaje son todos los datos generales, el lugar al que piensa irse, los días, el número de personas que lo acompañan, etc. Después es importante hacer un estimado de cuánto dinero se gastaría con este tipo de viaje y si es necesario modificarlo.
Una vez hechas las modificaciones busque los precios reales de todo lo que tiene pensando, recuerde que semana santa es temporada alta y por lo tanto los precios suelen ser más altos.

2. No deje pasar las ofertas

Este es un paso muy importante para sus finanzas, y que aun siendo temporada alta puede encontrar muy buenos precios. Compare con diferentes aerolíneas si piensa tomar un avión, por otro lado si es mediante una agencia entonces compare con varias.
Lo mismo sucede con hoteles y eventos, trate de sacar el mayor provecho, algunos eventos varían sus precios según la edad, si son estudiantes o si son foráneos.

3. No gaste en cosas que no debe

Viajar es una buena ocasión para usar nuestro dinero en los caprichos que siempre ha querido, o al menos eso pensamos. La verdad es que un viaje no tiene que ser un pretexto para gastar dinero de forma innecesaria. Durante el viaje no se deje seducir por todas la cosas, elija bien en qué cosas gastar su dinero.

4. Decida su tipo de hospedaje

Esto dependerá de su presupuesto y con quién viaja, puede ser acompañado de familia, solo, con su pareja o amigos. Puede quedarse en un hotel de 5 estrellas o bien un hostal donde se compartan espacios públicos. Otra buena opción que se encuentra de moda es hospedarse en Airbnb.

5. No gaste demasiado en comida

El ahorro en comida tiene que ver mucho con su tipo de hospedaje ya que algunos hoteles o incluso airbnb incluyen el desayuno. Esto puede ser una reducción en su presupuesto para las comidas durante el viaje.

Algo en lo que puede adelantarse es buscar previamente lugares donde comer, revisar comentarios y precios al respecto, también los lugareños pueden apoyarlo con recomendaciones según lo que busca.

6. Las mejores actividades son gratis

Hay muchos espacios culturales y eventos en las calles que ofrecen casi todas las ciudades, son gratuitos y comparten mucho de las tradiciones de cada ciudad. Asista a lo museos y a las plazas principales donde puede encontrar este tipo de eventos.

7. Use su condición

Para disfrutar una ciudad el mejor consejo es recorrerla caminando. Aunque pueda necesitar transporte por las distancias busque el más económico como el transporte público. Pruebe usar los transportes típicos de la ciudad.