Seleccionar página

Se supone que para estas fechas la época de gastos más fuertes del año finalmente ha terminado. Es ahora el momento de que su economía alcance nuevamente la estabilidad, es momento de pagar deudas y quizás pasar momentos difíciles en las finanzas. Estos momentos difíciles son conocidos como la cuesta de enero.

Iniciar el año nuevo sin deudas

Además de pasar por la cuesta de enero debemos seguir cumpliendo los gastos fijos: la luz, el agua, el gas, alimentos, educación, etc. Esto podría agravar la situación de recuperar sus deudas, sin embargo no es algo imposible.
Con estos tips podrá fácilmente salir de estos momentos difíciles en sus finanzas.

Los regalos adquiridos a crédito

Muchos de los regalos que adquirió en diciembre fueron pensados para pagarse a meses sin intereses. Lo ideal es que al menos los primeros tres meses, trate de liquidar esa deuda o de más anticipos de lo necesario.

Los bonos extras

En caso de recibir dinero extra ya sea mediante bonos o algún tipo de utilidades, estas deben estar destinadas a cubrir deudas. En lugar de pensar en adquirir cosas nuevas o cumplir alguno de sus caprichos, cubra sus deudas.

Momento de reutilizar los regalos

A todos nos ha pasado que recibimos algún regalo que no es de nuestro gusto o de nuestra talla. Saque provecho de estos objetos que seguramente nunca usará. No tiene caso conservar cosas que solo estarán guardadas, saque dinero de ellas y liquide deudas o bien ahorre ese dinero extra.

Adiós a los gastos hormiga

Si está pasando por momentos económicamente difíciles al inicio del año, probablemente sea debido a la cuesta de enero. Es el momento de tener una actitud de austeridad y cortar de raíz todos esos pequeños gastos hormiga.Todo los consumos de comidas y snacks deben ser llevados desde casa, lo mismo en caso de cenar o reuniones con amigos, esto es algo temporal.

Nuevos hábitos para este año

Los propósitos de año nuevo que se tiene año con año, normalmente tienen que ver con su estado de salud: bajar de peso o bien dejar de fumar. Y aunque no lo crea estos propósitos también impactan sus finanzas, por ejemplo al dejar de fumar ahorrará grandes cantidades de dinero, lo mismo si cuida su salud.

Analice su situación

Lo peor es cuando las personas no pueden admitir que se encuentran en una situación difícil en las finanzas. Esto puede tener dos razones, la primera es porque se niega a aceptar que tiene problemas financieros y la otra es que no sabe que se encuentra en problemas.

Es el momento de revisar su presupuesto y verificar que sus salidas no sean mayores que sus entradas de dinero. Haga las modificaciones necesarias y aplíquelas en su vida diaria.

La familia debe estar enterada

Si ha pensado distintas formas de ahorrar su dinero o de mejorar su presupuesto, debe compartirlo con su familia. Por ejemplo si ya no habrá salidas para cenar o visitas al cine, no más ropa nueva etc.

Crear junto a su familia estrategias de ahorro es benéfico para todos en incluso le permite a sus hijos aprender sobre las finanzas.