Seleccionar página

Cuando el regreso a clases se encuentra a la vuelta de la esquina, el tiempo es su mejor aliado para que su bolsillo no termine sufriendo las consecuencias.

La CONDUSEF y la Profeco han enumerado los siguientes consejos a todos los consumidores para poder proteger sus finanzas en el regreso a clases.

1. Prevéngase a tiempo

Sin duda gastará mucho más dinero si termina comprando las cosas a último momento, no solo porque la demanda de los materiales hace que estén más caros y escasos sino porque la calidad es más baja y muy probablemente terminará reponiendo los materiales en un futuro.

En el sitio web de la Profeco puede consultar los precios de más de 400 productos que se encuentran en las listas escolares y de más de 51 ciudades de todo el país.

2. Recicle

Existen muchos artículos que pueden reutilizarse para el siguiente año escolar, su ciclo de vida es largo y no es necesario que gaste dinero extra en algo nuevo. Algunos ejemplos son los diccionarios, el juego de geometría, sacapuntas, tijeras. Cualquier ahorro es un ahorro.

3. Compre al mayoreo

Con los famosos grupos de whatsapp muchos padres se mantienen comunicados con cualquier tema relacionado con la escuela de los pequeños. Usted puede aprovechar para ponerse de acuerdo y comprar material en grandes cantidades, que suponga un ahorro para todos los involucrados.

4. Tenga en mente los costos extras

Definitivamente deberá contar con un presupuesto para este regreso a clases, y dentro de este también debe agregar los costos extras que no están considerados, como alguna actividad deportiva, transporte escolar, actividades, paseos o excursiones.

5. Libros

Puede ahorrarse dinero poniéndose en contacto con padres de años más grandes que sus pequeños y comprar los libros que ya no usan a un precio mucho más accesible que si consiguiera uno nuevo.

6. Sea creativo

Los niños se encuentran constantemente bombardeados por ídolos y personajes de caricaturas o películas del momento. Toda la mercancía escolar con personajes impresos será por obvias razones mucho más cara y preferida por ellos. Trate de sensibilizar a sus hijos al respecto. Incluso puede motivarlos a que adornen sus propios cuadernos o loncheras, ayudará a fomentar su imaginación, ahorrar dinero y convivir en familia.