Seleccionar página

Puede tenerse la creencia que llevar una vida más sana le hace gastar más dinero. Sin embargo es todo lo contrario. Además de traerle grandes beneficios a la salud, sus bolsillos también lo agardecerán.

Ahorrar dinero comiendo sanamente

En este artículo nos enfocaremos principalmente en la comida. Pero no se confunda con todas las estrategias de marketing que han salido para hacerle comprar comida “saludable” que solamente es más cara y a veces no trae tantos beneficios.

Por supuesto el principal secreto es tratar de consumir menos comida procesada, ya que además de dañar su salud, no satisface el hambre haciendo que gaste más.

1. Compre comida de temporada

A pesar de que existen frutas y vegetales que se encuentran en existencia todo el año en los mercados, estos suelen variar su precio constantemente, esto se debe a que al encontrarse fuera de temporada, debe de ser importados. Tardan más tiempo, cuestan más y además pierden los nutrientes. Cuando decimos que pierden nutrientes, nos referimos a que al ser cortados sin haber madurado comienzan a degradarse más rápido al llegar al estante. Los productos más frescos tienen más nutrientes.

Revise los calendarios de las frutas y verduras de temporada y trate de consumirlos. Por supuesto son más baratos.

2. Aprenda a comprar

Antes de aprender a cocinar, lo cual es básico, debe saber hacer compras inteligentes. Aquí tenemos algunos consejos.

– Antes de acudir a hacer las compras realice una lista de productos que haya planeado para las recetas de toda la semana.
– No visite el mercado con hambre.
– Visite a los mercados locales, ahí encuentra los mejores precios y por supuesto las frutas de temporada.
– Aprenda a comprar artículos en bulto o mayoreo. Recuerde que no todos los productos pueden comprarse así, solos los no perecederos o que pueden durar mucho almacenados.

3. Agregue más legumbres y verduras

No le estamos aconsejando que se haga de una dieta vegetariana o vegana, ya que no es una decisión que se toma la ligera, ya que si lo hace sin la ayuda de un doctor o nutricionista podría dañar su salud. Pero es bien sabido que las carnes son mucho más costosas, trate de reducir la cantidad de carne que consume a la semana y tratar de comer más legumbres y verduras.

4. Puede hacerlo desde casa

Especialmente si tiene un jardín o un pequeño espacio, podría plantar algunas hortalizas o especias. Algo de dinero podría ahorrarse, aunque sea muy poco. También existen varias plantas que pueden lograrse desde macetas. Existen muchos tutoriales en línea que le puedan ayudar a comenzar un jardín propio en casa.

Pero principal de los beneficios de llevar una vida sana es que podría prolongarla y evitar las visitas al doctor. Sí además de comer saludablemente lo junta con actividad física continua podrá tener una vida más plena. Llega a cierta edad en la que las vitaminas y medicinas pueden ser parte de su dieta, comenzar desde joven con una vida saludable podría evitar este gasto.

Solo es cuestión de que se organice y haga un plan de comidas a la semana.