Seleccionar página

Existen gastos y decisiones financieras que son muy importantes en nuestra vida, rubros en los que no se le puede sacar la vuelta y deben hacerse sí o sí. Pero debido a esto muchas veces la mala administración puede hacer que el malgasto o la desorganización haga que nuestras finanzas empeoren.

Primeramente se debe comprender la forma en que gastamos, conocer nuestro perfil financiero y cómo es que gastamos mes con mes nuestro sueldo. Posteriormente qué importancia le damos a nuestras responsabilidades financieras, si se hacen correctamente y en tiempo.

Gastos importantes

Tenemos 4 rubros de gastos que son indispensables y que se debe prestar especial atención para evitar caer en el malgasto.

1. Vivienda

Estas deudas suelen ser muy grandes y por mucho tiempo, por lo que se recomienda que el total de la deuda de crédito hipotecario o renta no supere el 30% de los ingresos. Encima de estas habrá que sumar otros pagos y responsabilidades financieras. Puede considerar otras opciones en caso de que su dinero se esté drenando en este concepto, ya sea encontrar un lugar más barato o hasta buscar roomies con quien compartir la renta.

2. Ropa, comida y calzado

Otro 20-25% de los ingresos debe ser considerada en este concepto, cuando se trata de la ropa y calzado son gastos básicos y necesarios, pero no fijos. Es decir no se hacen todos los meses, por eso muchas personas pueden cometer el error al momento de hacer un presupuesto no contemplar este gasto. La comida por otro lado es un gasto diario o semanal, dependiendo cómo organice sus compras, que siempre debe hacerse.

Si es una persona amante de las ventas nocturnas o rebajas, debe tener especial cuidado en este concepto, apéguese al presupuesto.

3. Estilo de vida

En este rubro entran las vacaciones, gastos recreativos y de diversión. Estos también deben considerarse en el presupuesto y en los gastos, si no puede perderse de vista cuánto se ha gastado. Se recomienda que estos gastos no superen el 20% de los ingresos totales.

Se recomienda hacer estos gastos en efectivo ya que al cumplir caprichos puede fácilmente olvidarse de cuánto dinero está gastando. Así pone un límite mensual.

4. Ahorro en inversión

Si alguno de estos dos conceptos aún no figura en su presupuesto, debe incorporarlos lo antes posible. No importa cómo estén las finanzas, si gana mucho o poco, debe incluir al menos uno de estos conceptos.

Se recomienda que sea el 10% de los ingresos, pero a decir verdad debe poner metas realistas de ahorro. Cada personas es diferente y los motivadores también funcionan de forma diferente. Si sus metas deben ser muy ambiciosas para cumplirse tal vez deba subir ese porcentaje de ahorro e inversión. tal vez por el lado contrario debe poner metas pequeñas pero constantes de ahorro para no sentir la presión.

Cualquier que sea el caso jamás olvide estos conceptos. Con el dinero que sobre, si es que sobra de su sueldo mensual, puede destinarlo a gasto misceláneos necesarios como gasolina o transporte público, etc.