Seleccionar página

Caer en una gran deuda es muy común, ya que no se tiene el debido cuidado con las finanzas personales. Existen muchas formas de evitarlas como hemos comentado anteriormente. Si ya se encuentra dentro de una gran deuda es el momento de buscar una solución.

Historia de las reparadoras de crédito

La primera reparadora de crédito registrada en México fue en 2009, este modelo de reparadoras viene de E.U.A. En ambos países las reparadoras funciona de manera similar.

¿Qué es una reparadora de crédito?

Negocio que le ayuda a saldar su cuenta con una institución bancaria, estas reparadoras de crédito “negocian” con la institución financiera.

Mientras tanto abren para el cliente una cuenta dentro de una operadora de fondos o aseguradora. El cliente puede aportar en esta cuenta dinero según su capacidad.

Pero ojo, no significa que una reparadora de crédito pueda resolver todas sus deudas estas deben contar con ciertas características como:
– Deuda mayor a $35 000 pesos
– Mínimo un mes de atraso en pagos
– Su institución financiera debe estar dispuesta a negociar

¿Cómo funciona?

Las reparadoras le cobran un honorario mensual por sus aportaciones, el precio varía según la aseguradora. Sin embargo ese honorario puede representar un precio elevado en comparación a su aportación.

La reparadora funciona así: mensualmente la cantidad que usted acumula con sus aportaciones, la reparadora la ofrece al banco para liquidar la deuda. Si el banco acepta la cantidad ahí termina todo, sino lo siguen haciendo hasta que estos aceptan.

Las secuelas de usar una reparadora de crédito

– Lo negativo sobre esto es que al usar una reparadora de crédito, usted está dejando de aportar dinero a su deuda.
– Aparecerá en el buró de crédito de una forma negativa
– Cuando su deuda es liquidada con quita o descuento esto deja una huella en su historial crediticio. Este es borrado hasta 6 años después.
– Los servicios de las reparadoras de crédito son caros.
– Las reparadoras cobran el 15% adicional, entre lo que debía y lo que ellos pagan.

Si opto por usar una reparadora, debe poner atención:

Muchas empresas pueden aprovecharse de su desesperación por saldar sus deudas. Si decide usar este método debe tener cuidado con estos puntos.

– Analice por qué se endeudó
Si no analiza esta parte, es posible que vuelva a cometer los mismos errores. ¿Qué lo llevó a acumular esta gran deuda?

– Puede reestructurar o pagar
En cualquiera de los casos, si decide dejar de pagar la deuda o diferirla, quedará una huella en su buró de crédito. Como vimos antes este tipo de deudas tiene un impacto negativo en su historial crediticio.

– Que no lo engañen
Los pagos adelantados por parte de reparadoras no existen. Cuidado con este tipo de estafas.

– Aún no firme
Antes de cerrar el trato con la reparadora verifique las consecuencias por abandonar el programa, porcentaje de pago, etc.

Utilizar una reparadora de crédito debe ser su última opción al momento de liquidar una deuda. Como puede ver, le ayudan de una forma a organizarse para ahorrar y liquidar la deuda pero cobrando honorarios. Si usted planifica sus finanzas puede realizar la misma operación sin perder dinero extra.