Seleccionar página

La relación que llevamos con el dinero es algo permanente, sobre todo al momento de convertirnos en adultos y buscar la independencia financiera. Nuestras finanzas personales se convierten en una parte esencial de nuestra vida diaria, y contar con finanzas sanas no es algo fácil.

De ahí la importancia de contar con cultura financiera, que finalmente tiene un gran peso sobre nuestra vida diaria.

Cultura Financiera

Al hablar sobre la cultura financiera, nos referimos a las habilidades y conocimientos sobre conceptos relacionados con la finanzas. Este conjunto de buenas prácticas nos dan como resultado una economía personal sana.

La cultura financiera es algo que debe adquirir informándonos sobre todo lo que se relacione con nuestra economía y tomando buenas decisiones en base a ello.

Diariamente nos encontramos haciendo intercambios sobre bienes y servicios, y usando nuestro capital como un medio para obtener lo deseado. De ahí la importancia de la toma de buenas decisiones y la necesidad de desechar las ideas erróneas.

Ideas equívocas sobre el dinero

El dinero es el medio principal que utilizamos diariamente y por el cual contamos con un trabajo. Este se encuentra presente en todas aquellas acciones financieras que realizamos:

– Solicitud de crédito
– Adquisición de un préstamos personal
– Contar con algún tipo de deuda
– Cambio de divisas
– Compra y venta de bienes/servicios

Pero ¿Cuenta con la certeza sobre el valor de su dinero? ¿Sabe si sus ahorros tienen el precio correcto? Es cuestión de encontrarse informado, usted tiene la información al alcance de unos clics.

Le damos la importancia al valor del dinero solo en casos de comercialización de productos o si queremos saber si estamos pagando de más cierto servicio. Sin embargo, debe encontrarse informado sobre el valor de su dinero en todo momento.

Ideas erróneas sobre productos financieros

Además de ciertas ideas erróneas acerca del dinero antes mencionadas, existen ideas sobre productos financieros que regularmente utilizamos o con los que no contamos pero son de suma importancia para un futuro financiero estable.

Tarjetas de crédito

Muchas personas tienen miedo a usarlas, porque no quieren terminar endeudadas, así que las relacionan con malas finanzas. Las tarjetas de crédito son de hecho muy útiles, siempre y cuando las utilice de manera correcta. La clave reside en no exceder lo que pueda pagar mensualmente y además pagar más del mínimo en las fechas predeterminadas.

Contar con un seguro

Existe una falta de información tremenda sobre los seguros, ya que contar con los adecuados puede sacarnos de un apuro económico justo en momentos de vulnerabilidad y/o imprevistos.

Una gran parte piensa que invertir en un seguro es como tirar dinero a la basura, pero todo es cuestión de informarnos, leer y tomar una decisión acertada sobre ello.

Plan de jubilación

Se debe realizar un plan de jubilación cuando se es joven y no cuando empieza ver su jubilaciones la vuelta de la esquina. De hecho lo ideal es comenzar antes de los 30.

Las jubilaciones gubernamentales no son sostenibles en muchos casos, por ello la importancia de buscar un plan de jubilación privado que se adapte a sus necesidades.