Seleccionar página

Todas las personas ven sus finanzas afectadas por la inflación del país y deben ajustar su presupuesto año con año para poder salir adelante, pero ¿Qué pensaría si le dijéramos que la inflación es personal?

¿Qué es la inflación?

Para poder entender cómo es que a cada persona le afecta de forma diferente la inflación se debe comenzar por definir qué es, se entiende como inflación al aumento de precios sostenido y generalizado en los servicios y productos a lo largo del tiempo en una nación.

Es decir la canasta básica o servicios básicos que una familia consume aumentan año con año, lo que puede comprar con $500 pesos hoy no será lo mismo que el próximo año.

¿Cómo se mide?

El Inegi es la asociación encargada de medir este índice  y se hace con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC). La información se mide de forma quincenal, mensual y anual así se hacen comparaciones y se puede llegar a la conclusión de cuál es el índice de inflación.

Para poder hacer esta medición se toman en cuenta hasta 283 conceptos ya que cada uno está expuesto a diferentes variables, como por ejemplo el arroz y el trigo se encuentran más expuestos a los mercados internacionales teniendo grandes variaciones, otros conceptos como la luz, la tenencia, el transporte público y el agua dependen directamente de decisiones gubernamentales variando inclusive en cada estado, algunos otros dependen directamente de los fenómenos meteorológicos como son todos los productos ganaderos y agrícolas.

Se les da un valor diferente dependiendo del gasto que representa para cada familia o cada nivel socioeconómico.

¿Por qué es personal?

Aunque el banco de México se encarga de controlar esta inflación y el Inegi la mide, varia para cada familia o persona especialmente por la forma en que consumen. La canasta básica expuesta por el INPC puede ser muy lejana a la realidad de muchos mexicanos que pueden adquirir constantemente artículos de lujo.

Varía según los hábitos, necesidades y preferencias de consumo de las personas. Un ejemplo para entenderlo más fácilmente, puede ser que una familia dependa directamente de la necesidad de comprar cierto medicamente constantemente, este medicamente puede ser importado, de esa forma la inflación de la familia se verá afectada con la depreciación del peso sobre el dólar. Otro caso sería el de una familia que compra su comida y canasta básica en un mercado sobre ruedas a aquellas que acuden a cadenas comerciales más grandes.

 

Se puede decir entonces que la inflación afecta diferente a cada familia de diferente capacidad económica, pero aun a las personas que forman parte del mismo nivel económico puede variar casi de forma imperceptible.

Debe ser muy cuidadoso y conocer de cerca este índice de inflación ya que si el ingreso se mantiene fijo y la inflación cambia, el ahorro puede verse afectado o hasta en peligro de desaparecer. Conozca sus hábitos de consumo para así poder evitar que la inflación del país llegue a afectar su inflación personal y familiar.