Seleccionar página

Para poder dar un uso adecuado de crédito ya las tarjetas de crédito es fundamental que conozca cómo funcionan.

Esta herramienta funciona para realizar compras cuando no cuenta con el efectivo en el momento. Siendo ideal para hacer las compras por Internet, reservaciones de aviones, de hoteles o incluso para sacar dinero en efectivo de los cajeros automáticos. Y así como es tan útil para tantas cosas fácilmente puede perderse el objetivo y terminar gastando de más.

Conocimientos del crédito

Aunque la mayoría de los mexicanos aún prefieren seguir guardando su dinero en casa y pagar en efectivo no está por demás conocer los básicos del crédito.

Es una deuda

Por el simple uso del crédito las instituciones financieras y bancos están cobrando comisiones. Sin que usted lo note está adquiriendo una deuda. La cantidad de dinero que se encuentra en su tarjeta de crédito o en su línea de crédito, no es dinero extra ni una exención de su sueldo. Cualquier compra que haga la deberá pagar tarde o temprano.

Conserve sus comprobantes

Cuando haga uso de la tarjeta de crédito solicite que lleven la terminal hasta donde usted se encuentre. Así estará evitando posibles clonaciones o estafas. También es necesario que guarde los comprobantes en caso de que deba hacer ciertas aclaraciones.

No se debe gastar más de lo que se puede pagar

El principal error en el uso del crédito es por supuesto el exceso de uso o el mal uso. Muchas personas terminan comprando, firmando o solicitando créditos por más de lo que pueden pagar mensualmente. Siempre que vaya a hacer uso del crédito evalúe la posibilidad de hacerle un hueco en su presupuesto.

Esté preparado

En caso de que llegara a suceder algún percance cómo podría ser una clonación, robo o estafa es necesario que cuente con los números telefónicos para reportar su tarjeta.

Tome en cuenta las comisiones

Mucho depende del tipo de tarjeta que usted maneje. Algunas instituciones o cajeros automáticos cobran comisiones por el uso de la tarjeta en sus establecimientos. La mayoría de las veces varía de un 5 a un 10% del monto que usted está pagando o disponiendo.

Opte por solicitar o disponer de dinero en el banco que maneja. En caso de que no lo sepa los cajeros automáticos que se encuentran instalados en aeropuertos, centrales de autobuses y centros comerciales suelen cobrar una tasa más alta por disponer de dinero. Los de su banco y hospitales tienen tasas más bajas.

Probablemente uno de los mejores consejos es que trate de salir de casa con la menor cantidad de efectivo y de tarjetas posibles. Esto en caso de que pueda sufrir algún robo o extravío de su bolso o cartera. Salga únicamente con lo que necesita, además se verá menos tentado a gastar más de lo que puede.

Ya que conoce las reglas básicas del crédito, es necesario que revise sus hábitos de consumo detenidamente para que no termine sobreendeudado. Su uso puede ser beneficioso siempre y cuando sea de forma inteligente.