Seleccionar página

Llega la temporada de verano y con ella también los gastos de temporada. No tiene nada de malo querer quitarse el calor con algún helado o bebida refrescante, pero hacerlo diariamente y más de una vez al día puede afectar sus finanzas.

En la mayoría de los estados de la República la temperatura llega a alcanzar desde los 25 grados hasta los 30, tratar de evitar las consecuencias como deshidratación, golpes de calor o simplemente estar en lugares más cómodos hace que sus hábitos de consumo cambien.

Gastos hormiga de verano

Tenemos una lista con los 2 gastos hormiga que se presentan más en esta temporada. De hacerse de estos nuevos hábitos cada quincena se verá en aprietos al ver que su dinero no alcanza.

Bebidas y alimentos

Puede ser desde una botella de agua, un frappe, hasta un helado. Considerando que el agua puede cargarla desde casa ese ya es un gasto completamente innecesario. Pero si su trabajo o actividades diarias se desarrollan al aire libre o en lugares con poca ventilación, aún existen opciones para no malgastar su dinero.

Estos son los costos que podrían acumularse fácilmente:
1 botella de agua 10 pesos
1 helado 20 pesos
1 frapuccino 60 pesos

Si lo repitiera 4 veces por semana estaría gastando alrededor de 360 pesos a la semana o hasta 1440 pesos al mes.

Tener un presupuesto topado puede ayudarle a poder costearse un helado o agua fría cuando hace demasiado calor. Consiste básicamente en ponerse un límite de gasto diario para dichos conceptos. Para poder elaborarlo no solo debe agregar números y artículos al azar, debe estudiar su forma de consumo y solo agregar lo que realmente compraría o necesitaría.

De no tener un presupuesto topado para los gastos de verano podría terminar gastando más de $100 pesos un día y otro solo $5, lo ideal es que se lleve un control impuesto por usted en lo que gasta.

A los oficinistas se les recomienda llevar su botella de agua desde casa para evitar este gasto. Mientras más hidratado esté, menos antojos tendrá y menos dinero gastará.

Electricidad y combustible

Por supuesto lo que las personas buscan es escapar de las altas temperaturas buscando refugio en el coche o en el hogar. El aire acondicionado o ventiladores son la forma más fácil de refrescarse.

Debe cuidar que su consumo no sea excesivo, si de por si el precio de la gasolina ya es muy cambiante, trate de no exceder el uso del aire acondicionado en el coche. Trate de estacionar su coche en lugares con sombra o cubrir los vidrios cuando no se encuentre dentro para que no se caliente demasiado por dentro.

En su hogar puede optar por ventiladores que gastan un poco menos electricidad que el aire acondicionado.

Otras opciones podrían ser acudir a lugares que tengan aire acondicionado, así no gasta su gasolina o electricidad.

Antes de comenzar un nuevo presupuesto o modificar sus hábitos debe verificar que no se afectan otras responsabilidades o pagos. Cada temporada hay gastos hormiga disfrazados, identifíquelos y no permita que terminen con su presupuesto y dinero.