Seleccionar página

Nunca es demasiado tarde para modificar sus patrones de conducta en cuanto a sus finanzas personales. Si el año pasado no fue uno de sus mejores años debido a la forma en que gastaba descontroladamente, aún puede hacer algo al respecto. El ahorro debería estar dentro de su presupuesto, o simplemente debería tener un presupuesto. Simplemente con estos dos conceptos se puede hacer una gran diferencia.

El ahorro le puede ayudar a cumplir sus planes a futuro, planear una vida en pareja o tener un hijo. Tantos planes a futuro difícilmente se pueden cumplir con una administración escasa en sus finanzas. Hemos preparado algunos pasos para comenzar a ahorrar.

Antes de gastarlo, apártelo

Este es un plan de ahorro muy sencillo y fácil de manejar. Comience ahorrando 2 pesos diarios o 15 a la semana por un mes, y al final del mes tendrá $60 pesos. Al mes siguiente aumente a $20 pesos semanales, y al final del mes tendrá $80 pesos y así sucesivamente. Cada mes aumente 5 pesos a su ahorro semanal, al cabo de una año podrá tener $2040 pesos. Aunque puede no parecer mucho dinero, lo importante es que lo tiene y no sintió que estuviera ahorrando ni sufrió un desbalance en sus finanzas.

Puede comenzar con una cantidad más alta o ir aumentando mucho más de lo recomendado cada semana, dependiendo de sus posibilidades. Para que el dinero no esté a su alcance puede abrir una cuenta de ahorro en el banco.

Para que el ahorro no sea difícil:

– Mientras más trate de apegarse a lo planeado, podrá estar creando el hábito sin darse cuenta y al final del año podrá ver los resultados.

– Haga uso de los diferentes mecanismos para ahorrar su dinero, y trate de utilizar instrumentos de ahorro formal. Su dinero no solo estará protegido por una institución con regulaciones bajo la ley, sino que además no tendrá al alcance su dinero en caso de que se vea tentado a gastarlo y muy probablemente podría obtener rendimientos.

– Es importante que comience haciendo presupuesto en su rutina financiera y agregue el ahorro entre sus principales conceptos. Se recomienda destinar el 10% de sus ingresos al ahorro.

– Para evitar presiones siempre debe tratar de cubrir los gastos fijos y básicos como alimentos, pago de servicios o hasta colegiaturas. Si solamente puede ahorrar $150 pesos al mes, no se desanime y continúe con esa cantidad como base. Lo más importante es crear un nuevo hábito del ahorro.

Si ahorrar le parece muy difícil, puede buscar formas poco convencionales de hacerlo y leer nuestra sección de consejos en el blog.